Contacto
Inscripción
Publicidad
 
 
Inicio
Editorial
¿Qué es un CPHS?
Lista de CPHS
Experiencias de CPHS
Notas CPHS
Disposiciones Legales
Preguntas
Comentarios
Sitios de Interés
Productos y Servicios
Eventos y Cursos
Actualidad
Consejos Prácticos
Salud Ocupacional
Prevención de Riesgos
Seguridad Víal
Entrevistas
Videos
Descargas
Nota Especial  
Especiales
Inicio
 
Terremoto en Chile

¿ Se puede predecir un terremoto?
Definitivamente es imposible predecir un terremoto con la anticipación. Sin embargo lo que si debemos tomar en serio y tener muy en consideración es que Chile es un país sísmico, de hecho nuestro país presenta una de las mayores tasas de actividad sísmica y donde se han producido los mayores terremotos del planeta, de hecho prácticamente a diario ocurre sismo en Chile, los que generalmente no son percibidos por la población.

   
Chile es una zonas de subducción donde se producen los terremotos mayores del planeta. Más aún, el gran terremoto de 1960 en Valdivia, Chile tiene el liderazgo mundial con el mayor terremoto ocurrido en tiempos modernos en el mundo. Este terremoto liberó una energía que corresponde aproximadamente al 35% de la totalidad de la energía liberada por todos los terremotos que se han producido en el planeta desde 1900 hasta 1996 (9,5 grados en la Escala de Richter). Pero este record no lo es todo puesto que además tenemos, en lo que va corrido de este siglo, un promedio de 1 terremoto de magnitud cercana o superior a 8 cada 10 años.
 

La Sismología instrumental en Chile

La sismología instrumental en Chile se remontan a 1849 cuando, I.M. Gillis, realiza las primeras observaciones y en 1851 se lograba el primer registro de un sismo en Chile.

Como respuesta al gran terremoto de 1906 el entonces Rector de la Universidad de Chile, Don Valentín Letelier, fundó el Servicio Sismológico Nacional en 1908, instalando la primera estación sismológica en el Cerro Santa Lucía. En pocos años le siguieron otras 29 estaciones sismológicas, configurando así una de las mejores y más modernas redes sismológicas en el mundo para esa época. Chile comenzó a ser reconocido como un país avanzado en las observaciones y estudios sismológicos.

   

A comienzos de los 80 se instala la primera red de sismológica analógica de soporte telemétrico en la zona Central de Chile. Los equipos, un total de 7 sensores, los que junto a las estaciones existentes de Peldehue y Santiago, permitieron dotar a la Región Metropolitana de la primera red sismológica densa. En los años siguientes, se instalaron otras 4 nuevas estaciones de similares características, expandiendo la red hacia el Sur hasta la ciudad de San Fernando. A fines de los 90, el Servicio Sismológico amplia y actualiza la red con estaciones digitales. Así mismo se inició una política de instalación de estaciones sismológicas en regiones.

¿ Porqué se producen los sismos?

Casi todos los sismos, se originan por el movimiento de los continentes y de los fondos oceánicos, lo que científicamente se explica mediante la denominada Teoría de Tectónica de Placas. En forma sencilla, esta teoría establece que la corteza de nuestro planeta está formada por distintas placas (12 principales), o trozos de corteza, de forma similar a los cascos de una pelota de fútbol, que derivan lentamente en diferentes direcciones. Dichas placas poseen distintas formas y densidades y, debido a que son empujadas lateralmente, algunas chocan entre sí o se alejan, o bien una se hunde bajo la otra.

 

En el caso chileno, los sismos son causados por el roce entre la Placa Oceánica de Nazca y la Placa Continental Sudamericana y entre la Placa Oceánica Antártica y la Placa Continental Sudamericana. Es decir, el Continente Sudamericano avanza hacia el oeste (hacia Isla de Pascua), en cambio el fondo del Océano Pacífico, incluida Isla de Pascua y otras islas, se mueve hacia el este (hacia el continente) por lo que se están empujando entre sí y se atascan. Cuando se rompe ese atascamiento se produce un sismo. La velocidad del movimiento de placas es del orden de 10 cms. por año entre la Placa de Nazca y la Sudamericana y de 1,5 cms. por año entre la Placa Antártica y la Sudamericana.

Si se analizan los sismos más grandes del planeta, que registraron grado nueve y que ocurrieron en los siglos XIX y XX, se comprueba la trillada frase “Chile, país de terremotos”. Hilando fino el desglose es el siguiente: en los años del 1800 se registraron en el mundo cuatro grandes, tres de ellos ocurrieron en territorio chileno (Valdivia en 1835 -que tuvo su inició en Concepción- y Arica en 1868 y 1877). Sin embargo, en el siglo pasado la secuencia se repitió en zonas similares, exceptuando la “laguna sísmica” entre Constitución y Concepción. Este término con el que se le define, esto da cuenta que vivimos en una zona donde históricamente han ocurrido grandes terremotos, los que se repiten con cierta regularidad.

   

¿Cómo se Mide un Sismo?
Para medir un SISMO, en Chile se utilizan dos escalas: Richter (Causa) y Mercalli (Efecto)

RICHTER: MAGNITUD = CAUSA
La Escala de Richter mide la magnitud de un sismo. A través de ella se puede conocer la energía liberada en el hipocentro o foco, que es aquella zona del interior de la tierra donde se inicia la fractura o ruptura de las rocas, la que se propaga mediante ondas sísmicas. Es una Escala Logarítmica, no existiendo limites inferior ni superior. De acuerdo a esta escala, un sismo tiene un único valor o grado Richter.
Es la medida cuantitativa del tamaño de un sismo en su fuente o foco. Está relacionada con la energía sísmica liberada durante el proceso de ruptura de rocas. Se calcula mediante una expresión matemática, cuyos datos se obtienen del análisis de los registros instrumentales. La magnitud se expresa en la escala de Richter.

MERCALLI: INTENSIDAD = EFECTO
Es la violencia con que se siente un sismo en diversos puntos de la zona afectada. La medición se realiza de acuerdo a la sensibilidad del movimiento en el caso de sismos menores y en el caso de sismos mayores, observando los efectos o daños producidos en las construcciones, objetos, terrenos y el impacto que provoca en las personas. El valor de la intensidad de un sismo en un cierto lugar, se determina de acuerdo a una escala previamente establecida.
A un mismo sismo, con un único grado Richter, se le pueden otorgar distintos grados en la Escala de Mercalli, de acuerdo a la percepción o efectos de ese movimiento en cada punto donde se ha percibido. Esto explica el por qué a un mismo sismo sensible, con un único grado Richter, se le otorgan distintos grados Mercalli en los distintos puntos geográficos donde se ha dejado sentir.
Por lo tanto, el uso de la Escala de Mercalli requiere:
· Tener en cuenta los efectos que distorsionan la percepción de la intensidad (percepción personal), que depende del lugar en que uno se encuentra: altura, tipo de edificación, tipo de suelo, modalidad de construcción, entre otros factores.
· Junto con tener presente lo anterior, al momento de precisar la Intensidad, se sugiere consultar a otras personas con qué intensidad percibieron el sismo. De preferencia no deben encontrarse en el mismo lugar.

INTENSIDAD I: Lo advierten muy pocas personas y en condiciones de percepción especialmente favorables. (Reposo, silencio total, en estado de mayor concentración mental, etc.)
INTENSIDAD II: Lo perciben sólo algunas personas en reposo, particularmente las ubicadas en los pisos superiores de los edificios.
INTENSIDAD III: Se percibe en el interior de los edificios y casas. No siempre se distingue claramente que su naturaleza es sísmica, ya que se parece al paso de un vehículo liviano.
INTENSIDAD IV: Los objetos colgantes oscilan visiblemente. Es sentido por todos en el interior de los edificios y casas. La sensación percibida es semejante al paso de un vehículo pesado. En el exterior la percepción no es tan general.
INTENSIDAD V: Sentido por casi todos, aún en el exterior. Durante la noche muchas personas despiertan. Los líquidos oscilan dentro de sus recipientes y pueden derramarse. Los objetos inestables se mueven o se vuelcan.
INTENSIDAD VI: Lo perciben todas las personas. Se siente inseguridad para caminar. Se quiebran vidrios de ventana, vajillas y objetos frágiles. Los muebles se desplazan y se vuelcan. Se producen grietas en algunos estucos. Se hace visible el movimiento de los árboles y arbustos .
INTENSIDAD VII: Se experimenta dificultad para mantener en pie. Se percibe en automóviles en marcha. Causa daños en vehículos y estructuras de albañilería mal construidas. Caen trozos de estucos, ladrillos, cornisas y diversos elementos electrónicos.
INTENSIDAD VIII: Se hace difícil e inseguro el manejo de vehículos. Se producen daños de consideración y a veces derrumbe parcial de estructuras de albañilería bien construidas. Caen chimeneas, monumentos, columnas, torres y estanques. Las casas de madera se desplazan y se salen totalmente de sus bases.
INTENSIDAD IX: Se produce inquietud general. Las estructuras corrientes de albañilería bien construidas se dañan y a veces se derrumban totalmente. Las estructuras de madera son removidas de sus cimientos. Se pueden fracturar las cañerías subterráneas.
INTENSIDAD X: Se destruye gran parte de las estructura de albañilería de toda especie. Algunas estructuras de madera bien construidas, incluso puentes, se destruyen. Se producen grandes daños en represas, diques y malecones. Los rieles de ferrocarril se deforman levemente.
INTENSIDAD XI: Muy pocas estructuras de albañilería quedan en pie. Los rieles del ferrocarril quedan fuertemente deformados. Las cañerías quedan totalmente fuera de servicio.
INTENSIDAD XII: El daño es casi total. Se desplazan grandes masas de rocas. Los objetos saltan al aire. Los niveles y perfiles de las construcciones quedan distorsionados.

Peligro Inminente en Chile:
Al tener nuestro país una tasa de actividad sísmica muy alta (el número de temblores que ocurre por unidad de tiempo y unidad de superficie) y no saber cuando psuede ocurrir una catástrofe de proporciones, lo mejor es estar esta naturaleza es actuar con anticipación y estar preparados.

 
Fuente: Para Vivir Mejor
Servicio Sismológico de la U. De Chile
Onemi
 
 
Nedstat Basic - Free web site statistics
 
Inicio
Contacto
Inscripción
Publicidad
Paritarios.cl \\\ El Portal de la Seguridad, la Prevención y la Salud Ocupacional de Chile
Santa Magdalena 10 of. 44 - Providencia - Santiago - Chile / Fonos: (2) 3353656 - 3353583 / e-mail: paritarios@paritarios.cl