Síguenos en:
Contacto
Inscripción
Publicidad
 
 
Inicio
Eventos y Cursos
Actualidad
¿Qué es un CPHS?
Lista de CPHS
Experiencias de CPHS
Notas CPHS
Disposiciones Legales
Preguntas
Sitios de Interés
Guía de Proveedores
Consejos Prácticos
Ergonomía
Salud Ocupacional
Prevención de Riesgos
Emergencias
Seguridad Vial
Entrevistas
Videos
Descargas
Salud Ocupacional  
Salud
Inicio
 
Sin Correr Riesgos Ni Traumas
Deportistas de fin de semana:
Al menos unas tres veces a la semana deberíamos practicar ejercicios. Es cierto que el estrés laboral y la falta impiden ponernos a tono. Lo importante es buscar los espacios e ir adaptándose poco a poco.
¿Ejercicio?
A algunos, sólo oír esta palabra les produce urticaria.

Para otros, en cambio, practicar deportes es parte fundamental de su rutina de todos los días.
Hay quienes, sin embargo, corren, toman una raqueta o se ponen las zapatillas sólo un par de veces a la semana. Son los llamados "deportistas de fin de semana'.'

Estos "deportistas" se caracterizan porque compensan los sábados o domingos el sedentarismo de la semana.

Su rutina, según los médicos, puede resultar, a lo menos, complicada.

Que hacer deporte otorga enormes beneficios al organismo, nadie lo duda. Es cierto que es mejor moverse un día que ninguno, pero ¡cuidado! Hay ciertas normas básicas que debemos respetar antes de empezar cualquier actividad física, más aún si hemos estado inactivos por largos espacios de tiempo.

Reglas para triunfar
Tomar precauciones nunca está de más.

Carlos Infante, traumatólogo del club deportivo de la Universidad de Chile y del centro Ciens, sostiene que hay personas que nunca han hecho deporte y de la noche a la mañana deciden hacerlo.

'Además, habitualmente tienen un poco de sobrepeso, no saben cómo está su sistema cardiovascular, fuman y están estresados. Esto, sin duda, es de gran riesgo para la salud'; señala el especialista.

Aunque parezca una nimiedad, un calentamiento previo y una actividad acorde con el estado físico pueden ayudara superar pequeñas metas hasta aumentar la capacidad general y la respuesta frente al ejercicio.

"Hay quienes por motivos laborales no pueden dedicar tiempo al deporte durante la semana y practican actividad física con menor frecuencia. Eso no está mal, pero el problema es que quieren exigirse como el más entrenado', señala Infante.

El alto nivel de estrés que les genera a algunos la competitividad, incluso con ellos mismos, puede resultar contraproducente.

"Hay deportes que se ponen de moda y conllevan más riesgos si son un poco violentos para quienes no tienen costumbre'; recalca el especialista.

"Es lo que ocurre, por ejemplo, con el snowboard, tan en boga en el día de hoy. Es común ver lo rápido que se ¡lega al agotamiento cuando no se tiene la práctica y el hábito'.'

Es necesario lograr que el cuerpo se adapte para evitar lesiones. Es usual ver, por ejemplo, "el codo del golfista" asociado muchas veces a un exceso de gesto técnico. El golf es un deporte que crece en interés día a día; poco a poco se ha ido metiendo en el gusto de la gente, pero se hace necesario ser cuidadoso, evitar lesiones y riesgos médicos más complejos, declara el profesional.
 

Para no olvidar
Así como es importante realizar actividad regularmente (a lo menos tres veces por semana) y no dejarla para cada seis o siete días, es fundamental también cuidar la alimentación. Esta debe ser equilibrada no sólo en calidad, sino también en cantidad, e incluir un tanto de hidratos de carbono (pastas, arroz) antes del ejercicio.

Tomar una buena cantidad de líquido y, sobre todo, saber poner freno a nuestro esfuerzo no sólo para evitar lesiones, sino también para evitar dolencias que podrían incluso ser fatales.

Según Carlos Infante, traumatólogo del club deportivo de la Universidad de Chile, lo que interesa es ver cómo trabajar con gente de riesgo. "Hay varios factores que considerar. sobrepeso, problemas cardíacos o haber tenido lesiones, por ejemplo, que pueden ser cosas en contra a la hora de comenzar una actividad física".


A su vez, el ejercicio debe ser "supervisado y hay que recorrer el camino sin apresurarse. En un gimnasio podrá hacer un plan de trabajo, le evaluarán su capacidad, fuerza y flexibilidad. Así, logrará el entrenamiento que le permita hacer deporte en forma segura".

Hacer un chequeo o una evaluación al inicio de un programa de ejercicios parece lo más sensato.

Así se tendrá un mapa de la condición física de cada individuo y será más fácil determinar la intensidad de la actividad correspondiente.

Por otra parte, según Infante, es importante no ponerse metas irreales. "Estas deben ser secuenciales. Primero comenzar a moverse, recuperar la fuerza, pero siempre escalonando las metas'.'

Deportes amistosos Actividad física de bajo impacto como la bicicleta o la natación son las más recomendadas a la hora de tomar la decisión de iniciar un trabajo físico y, por ende, deberían ser las iniciales, aunque éstas no son las más entretenidas. Son más bien solitarias y la gente prefiere las de grupo, como el fútbol, dice el doctor Infante,

En forma gradual podemos lograr una adaptación y así pasar lentamente a deportes más agresivos.

"Una persona que quiere jugar a la pelota y hace mucho tiempo que no lo hace es recomendable que haga esta etapa básica. Debe ir de a poco, entrenar, trotar suave, por ejemplo, para ir dando paso a una etapa intermedia y finalmente comenzar a jugar amistosamente, no en una liga, que es ya más competitiva'; dice Infante.

Lesiones frecuentes Por otra parte, aprender a reconocer cómo responde el cuerpo frente a una exigencia física es muy relevante. "Si al comenzar a hacer deporte uno nota mucho cansancio, fatiga o queda muy adolorido, es necesario bajar la intensidad, pero continuar practicando, no echar pie atrás'.

Desde el punto de vista traumatológico, un importante problema lo generan las lesiones lumbares.

También, como explica el facultativo, ocupan un sitio de primer orden las tendinitis (inflamaciones en los tendones), especialmente en el hombro, las rodillas... Así, por ejemplo, a quienes les baja una especie de locura por trotar es común observarles una tendinitis en el tendón de Aquiles.

Torceduras y esguinces son "pan de cada día" y forman parte del riesgo al ponerse a practicar un deporte.

Por otra parte, la posibilidad de sufrir un desgarro está presente para quienes no han realizado un buen proceso de elongación. "Mejorando la técnica, disminuye considerablemente la posibilidad de sufrir un desgarro porque a veces hacer una mala maniobra o dar un mal golpe facilita estas dolencias'; concluye Infante.

Beneficios del ejercicio
¿Tiene sobrepeso, es sedentario, fuma más de cinco cigarrillos diarios, tiene alto nivel de colesterol, le falta el aire después de subir una escalera, sufre mareos o desmayos? Pues bien, es hora de conocer los beneficios del ejercicio.

Con un adecuado programa y una intensidad acorde a sus posibilidades, podrá disfrutar lo positivo de realizar una actividad física.
Aumentará su resistencia, la sensación de bienestar general, la densidad ósea, el buen colesterol, dormirá mejor, disminuirá el estrés, la grasa corporal; el riesgo cardíaco y bajará su presión sistólica (máxima).

Está demostrado que quienes practican deporte con frecuencia tienen mayor sobrevida con mejor calidad. Y a su vez, desde el punto de vista cardiológico, el ejercicio estimula el mayor gasto calórico y equilibra la coagulación sanguínea.

El deporte es el mejor amigo del corazón. Pero es importante recalcar: la clave es conocer nuestros propios límites, ya que los riesgos son proporcionales a la intensidad del ejercicio. Y recuerde, aunque tenga tradición de actividad física, un chequeo puede ser altamente beneficioso para disminuir los factores de riesgo.
 
Fuente: El Mercurio
 
 
 
Inicio
Contacto
Inscripción
Publicidad
Paritarios.cl \\\ El Portal de la Seguridad, la Prevención y la Salud Ocupacional de Chile
E-mail comerciales y contratación de publicidad: paritarios@paritarios.cl
Nedstat Basic - Free web site statistics