Contacto
Inscripción
Publicidad
 
 
Inicio
Editorial
¿Qué es un CPHS?
Lista de CPHS
Experiencias de CPHS
Notas CPHS
Disposiciones Legales
Preguntas
Comentarios
Sitios de Interés
Productos y Servicios
Eventos y Cursos
Actualidad
Consejos Prácticos
Salud Ocupacional
Prevención de Riesgos
Seguridad Víal
Entrevistas
Videos
Descargas
Página Inicial > Ciencia y Tecnología
CIENCIA Y TECNOLOGIA
PARCHES, ANILLOS Y CONDONES VAGINALES SE PREPARAN A LLEGAR AL MERCADO NACIONAL:

ANTICONCEPTIVOS FEMENINOS EVOLUCIONAN HACIA FORMATOS MÁS <Volver
  CÓMODOS DE USAR  
 

Aunque la píldora comenzó a comercializarse en los años '60 con dosis 10 veces más fuertes que las actuales y los consiguientes efectos secundarios en muchas usuarias, hoy las consecuencias derivadas de su uso ya no son un problema.
(Foto: copesa)

Además de la tradicional píldora, la industria farmacéutica ha desarrollado una serie de nuevos dispositivos que se insertan bajo la piel, se adhieren a ella o se introducen en el cuerpo entregando protección durante semanas, meses o años.

 

Maria Elena Montory
Ladisminución de las dosis y el uso de nuevas vías de administración de hormonas son las tendencias que han marcado la aparición de nuevas variantes de anticonceptivos femeninos en el último tiempo. Si bien la píldora anticonceptiva comenzó a comercializarse en los años '60 con dosis 10 veces más fuertes que las actuales y los consiguientes efectos secundarios en muchas usuarias, hoy las consecuencias derivadas de su uso ya no son un problema. "Si probamos un tipo y le produce efectos secundarios, tenemos más de 40 variedades diferentes en el mercado para probar y encontrar el adecuado para cada mujer", cuenta la doctora Andrea Huneeus, ginecóloga de la Clínica Alemana.

Opciones de larga duración
Pero para quienes suelen olvidarse de tomar la pastilla o no desean estar pendientes de ella a diario, existen en el mercado métodos de control de la natalidad alternativos. Especialmente para mujeres que ya han sido madres está la T con hormona, que se comercializa con el nombre de Mirena. Se trata de un dispositivo intrauterino que contiene levonorgestrel, hormona que se libera continuamente durante cinco años.

"La hormona espesa el moco cervical -sustancia que se encuentra en el cuello del útero- impidiendo la penetración de los espermios", explica el ginecólogo Manuel Parra, profesor de la Universidad de Chile. Como no contiene estrógeno, puede producir cambios en la menstruación. "El 30% de las mujeres tiene goteos en los primeros ciclos, después se normaliza. El 15% deja de tener la regla mientras lo lleva puesto", indica. Su precio es de $110.000 y debe ser instalado por un ginecólogo. Desde octubre está en país el anticonceptivo subcutáneo Implanon. Este se inserta en el antebrazo utilizando anestesia local y durante tres años evita la ovulación y que los espermios lleguen al útero. "Es una barra sólida que no importa que se quiebre, porque la hormona etonogestrel viene diluida en el polímero", dice el doctor Pablo Lavín, jefe del servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Barros Luco y consultor en salud reproductiva de la OMS. Tampoco tiene estrógeno, por lo que la menstruación puede variar y en el 20% de los casos la usuaria deja de sangrar. Si la mujer desea quedar embarazada, sólo debe retirarse el tubito del brazo. La instalación y la remoción las debe hacer un médico. Su valor es de $105.000.

Píldoras y condón femenino
Otra alternativa son las píldoras anticonceptivas sin estrógenos. Algunas actúan sólo espesando el moco cervical y otras además inhiben la ovulación. Se usa para el período de lactancia y también para mujeres con contraindicaciones para el uso de estrógenos, tales como problemas vasculares, hepáticos, fumadoras mayores de 35 años o que quienes sufren efectos secundarios (cefalea, hinchazón y náuseas).

En Chile el condón femenino ya ha sido probado con buenos resultados en dos estudios. Consiste en una bolsa de poliuretano, lubricada y con dos anillos en sus puntas que se introduce en la vagina y se sujeta rodeando el cuello del útero. Puede ponerse minutos antes de tener relaciones sexuales. Sólo lo venden en la Asociación Chilena de Protección de la Familia, Aprofa (F: 737 5624). Cuesta $1.300 cada uno.

El anillo vaginal es otra alternativa para las olvidadizas. Actualmente en Chile sólo hay para la lactancia, pero a fines del 2003 llegará NuvaRing, una argolla flexible de cinco cm de diámetro que se pone en la vagina y libera estrógeno y progesterona durante tres semanas. A la cuarta se lo retira para que se produzca la menstruación. Otra alternativa que llegará a fines del próximo año es Ortho Evra, un parche que se adhiere sobre la piel y libera progesterona y estrógenos al torrente sanguíneo. Este se cambia semanalmente durante tres semanas y se descansa una. "Al absorberse las hormonas que trae, frena la ovulación como cualquier anticonceptivo", explica la doctora Huneeus.

Ojo con la píldora
Los anticonceptivos orales se demoran de tres a cuatro horas en ser absorbidos y pasar al torrente sanguíneo. Por eso, hay que tomar precauciones en caso de que la mujer presente vómitos, diarrea o gastritis muy fuertes mientras está tomando la píldora. La ginecóloga Andrea Huneeus explica que en estos casos, al igual que en un retraso de más de 12 horas en tomarse la pastilla, hay que seguir la "regla de los siete días": tomarse el comprimido olvidado lo antes posible, seguir tomando el resto en su hora regular y evitar el riesgo de embarazo usando condón u otro método de prevención durante una semana.

La razón es que cuando han pasado más de 36 horas desde el último anticonceptivo puede ocurrir una ovulación. Después de siete días de retomar normalmente las pastillas, esa ovulación se habrá frenado y el anticonceptivo vuelve a ser efectivo.

Para todos los gustos
Condón femenino: Se trata de una bolsa de poliuretano, lubricada y con anillos en sus puntas. Para usarlo se introduce en la vagina y se sujeta rodeando el cuello del útero.
Implante: Dispositivo subcutáneo que se instala en el antebrazo y protege por tres años. Evita la ovulación y también que los espermios lleguen al útero.

Anillo vaginal: Es de material flexible, de cinco cm de diámetro que se inserta la misma usuaria y que libera hormonas anticonceptivas. Se pone uno que dura tres semanas, se retira y se descansa siete días.

T con hormona: Dispositivo intrauterino que libera una hormona por cinco años. Espesa el moco cervical, impidiendo que penetren los espermios.

Parche anticonceptivo: Es un parche de tres cm cuadrados que libera dosis continuas de progestina y estrógeno. Se cambia una vez a la semana durante tres semanas consecutivas y la cuarta se descansa.

Pastillas sin estrógenos: Píldoras para mujeres en periodo de lactancia y que tengan contraindicaciones para el uso de estrógenos. Algunas espesan el moco cervical y otras, además, inhiben la ovulación.

Artículo aparecido en el diario La Tercera, 23 de Diciembre.
Nedstat Basic - Free web site statistics
 
Inicio
Contacto
Inscripción
Publicidad
Paritarios.cl \\\ El Portal de la Seguridad, la Prevención y la Salud Ocupacional de Chile
Santa Magdalena 10 of. 44 - Providencia - Santiago - Chile / Fonos: (2) 3353656 - 3353583 / e-mail: paritarios@paritarios.cl