Síguenos en:
Contacto
Inscripción
Publicidad
 
 
Inicio
Eventos y Cursos
Actualidad
¿Qué es un CPHS?
Lista de CPHS
Experiencias de CPHS
Notas CPHS
Disposiciones Legales
Preguntas
Sitios de Interés
Guía de Proveedores
Consejos Prácticos
Ergonomía
Salud Ocupacional
Prevención de Riesgos
Emergencias
Seguridad Vial
Entrevistas
Videos
Descargas
Página Inicial > Actualidad > Noticia
ACTUALIDAD
Derechos laborales:

Lo que la ley dice del trabajo en domingos y festivos
<Volver
 

La normativa autoriza a empleadores, y trabajadores, a realizar actividades en esos días, pero dejando al menos dos domingos para descanso.

Lo que busca el edil de Santiago, Joaquín lavín, es darle más vida al centro de la capital los fines de semana.
Foto:Paloma Valdivia

   

La idea del alcalde de Santiago de que el comercio de la comuna abra también un domingo al mes, para darle más vida al sector céntrico, tuvo buena respuesta entre los ejecutivos de las grandes tiendas, pero causó revuelo entre los pequeños comerciantes y las autoridades laborales, unos porque los costos que ello significa no se justifican en los hechos y los otros por las disposiciones legales que se pasarían a llevar.

Al respecto, cabe aclarar que el descanso laboral de los días domingo y festivos es la regla general del derecho del trabajo, sostiene el abogado laboral Mario Garay, pero no es una norma absoluta; porque la naturaleza misma de ciertas actividades laborales hacen indispensable e indiscutible su continuidad total, como son las labores policiales, de urgencia médica, de abastecimiento de servicios domiciliarios, atención de emergencias, ciertas industrias con maquinarias que requieren su operación continua y otros.

A la luz de nuestra legislación vigente, agrega, existen otras excepciones al descanso dominical y de días festivos, y esta excepcionalidad alcanza también al comercio respecto de los trabajadores que atienden directamente al público, debiéndose, en todo caso, respetar al efecto las garantías y derechos laborales.

Así, los establecimientos de comercio funcionarán los días domingo y festivos con la aceptación libremente manifestada por los trabajadores; esto es, con acuerdos expresos plasmados en los contratos de trabajo, con el pago de las horas extraordinarias que legalmente se pacten y, en fin, entre otros beneficios, con el derecho de los dependientes a descansar siempre dos días domingo en el mes (por lo menos) y a ser compensados con un día de descanso por cada festivo que trabajen.

Sin embargo, las empresas de comercio pueden optar por contratar personal especial para trabajar exclusivamente días domingo y festivos, en base a la figura de la jornada parcial, y, entonces, prescindir esos días de su dotación normal de personal.

En consecuencia, haciendo abstracción de toda consideración valórica, y requerido para responder de conformidad con el Código del Trabajo vigente, resulta legalmente procedente trabajar en el comercio los días domingo y festivos, concurriendo al efecto, mínimamente, los requisitos de validez reseñados.

La normativa al respecto está contenida en el artículo 35 y siguientes y 40 bis y siguientes del Código del Trabajo.

Su colega Pedro Foncea, de larga trayectoria en el mismo campo del derecho, confirma lo señalado, pero va más allá al criticar a los legisladores porque dicha normativa va contra tratados internacionales sobre ésa y otras materias, como la relativa al fuero materno, ámbito en el que no se puede despedir sin sentencia judical, salvo excepciones, pero que en la práctica ocurre de manera habitual, o el pago de indemnizaciones por quiebra, cuando los trabajadores son los últimos en ser indemnizados, debiendo ser los primeros.

Con todo, también está de acuerdo en que lo correcto es que en esos días las empresas contraten por tiempo parcial a personas externas.

Sin embargo, hay trabajadores de planta que prefieren a veces trabajar los domingo, porque si bien esto les significa a los empresarios aumentar el costo de la planilla, para aquéllos les significan comisiones más altas.

Días pactados

Lo otro es que esos días (y horas) extra deben estar pactados entre empleadores y trabajadores, aunque sólo para atender necesidades o situaciones temporales de la empresa. Dichos pactos deberán constar por escrito y tener una vigencia transitoria no superior a tres meses, pudiendo renovarse por acuerdo de las partes, ordena la El Código. En todo caso, agrega que, a falta de pacto escrito, se considerarán extraordinarias las horas que se trabajen en exceso de la jornada pactada, con conocimiento del empleador.

Dicho tiempo extraordinario deberá también ser pagado con un recargo del 50% sobre el sueldo convenido para la jornada ordinaria.

Las excepciones

El Código del Trabajo señala que los días domingo y festivos legales son de descanso, exceptuándose:

En las faenas destinadas a reparar deterioros causados por fuerza mayor o caso fortuito, siempre que la reparación sea impostergable.

En las explotaciones, labores o servicios que exijan continuidad por la naturaleza de sus procesos, por razones de carácter técnico, por las necesidades que satisfacen o para evitar notables perjuicios al interés público o de la industria.

En las obras o labores que por su naturaleza no puedan ejecutarse sino en estaciones o períodos determinados.

En los trabajos necesarios e impostergables para la buena marcha de la empresa.

A bordo de naves y en las faenas portuarias.

En los establecimientos de comercio y de servicios que atiendan directamente al público, respecto de los trabajadores que realicen dicha atención y según las modalidades del establecimiento respectivo.

 

Artículo aparecido en El Mercurio

 
 
 
Inicio
Contacto
Inscripción
Publicidad
Paritarios.cl \\\ El Portal de la Seguridad, la Prevención y la Salud Ocupacional de Chile
E-mail comerciales y contratación de publicidad: paritarios@paritarios.cl
Free counter and web stats